Después de ganar el Challenger de Corrientes el marplatense de 21 años se metió en cuartos de final en el Tenis Club Argentino.

Francisco Comesaña sigue afilado: después de ganar el Challenger de Corrientes se metió en los cuartos de final del Challenger del Tenis Club Argentino, que se juega en Palermo, y estiró su invicto en la categoría.

El marplatense de 21 años se convirtió en el primer tenista argentino en meterse entre los ocho mejores tras vencer a Juan Bautista Otegui por 7-5 y 6-2.

“Me siento muy bien. Partido tras partido me vengo sintiendo mejor dentro de la cancha, y físicamente me la vengo bancando bastante bien después de muchos partidos. Trabajamos mucho para que esto pasara”, comentó el jugador representado por Torneos.

Comesaña, que en Buenos Aires estiró a siete la racha de triunfos consecutivos, ocupa actualmente la posición 239º del ranking ATP y uno de sus máximos objetivos es acercarse a la qualy del US Open: “Sé que estoy subiendo bastante, y dependiendo del ranking el calendario va cambiando. Nuestra idea es entrar al US Open, creo que estoy adentro pero tengo que defender algunos puntos y ganar algunos partidos”.

Por el pase a las semifinales Comesaña, surgido en el Edison Lawn Tenis de Mar del Plata, se medirá ante el peruano Arklon Huertas del Pino, que derrotó a su hermano Conner en tres parciales.