Se confirmaron nuevas medidas económicas para aliviar los efectos de la crisis 

Tras una reunión con la titular de Anses en el Palacio de Hacienda, el nuevo ministro de Economía anunció un aumento del 15,53% para las jubilaciones y la Asignación Universal por Hijo (AUH). Además, se confirmó el pago de un bono que alcanzará los 7 mil pesos como parte de las nuevas medidas económicas orientadas a aliviar los efectos de la crisis que viene golpeando a los sectores más vulnerables durante los últimos meses. 

Según confirmó la directora de Anses, Fernanda Raverta, a partir del mes de septiembre la jubilación mínima pasará de 37.525 pesos a 50.353 pesos y las dos jubilaciones mínimas pasarán de 75.050 pesos a 90.705 pesos. 

De esta manera, las jubilaciones mínimas estarán sometidas a un aumento del 73,3% en lo que va del año, lo que implicaría – según el Gobierno – un aumento del 7,9% sobre el índice de inflación. Entonces, el monto de la jubilación media quedará fijada  aproximadamente en 66.895 pesos para el mes de septiembre de 2022. 

Si bien la decisión de actualizar los montos ya había sido adelantada por Sergio Massa cuando aceptó la conducción del ministerio de Economía, ahora los anuncios se hicieron efectivos. El ministro se encargó de utilizar su cuenta de Twitter para confirmar tales medidas. Con este, ya son siete en total los aumentos otorgados mediante la Ley de Movilidad 27.609 y tres en lo que va de este 2022. 

 

Por otra parte, también se actualizarán la Asignación Universal por Hijo, Asignación por Embarazo, Asignación Prenatal, Asignación por Nacimiento, Asignación por Adopción, y Asignación por Matrimonio y Cónyuge.  En total se estima que estos beneficios alcanzarán a más de 16 millones de argentinas y argentinos.

“A partir de septiembre, ninguna jubilación quedará por debajo de los  50.000 pesos” ratificó Raverta. Y agregó: “con este anuncio, además, garantizamos previsibilidad para lo que resta del año y continuamos protegiendo los ingresos de las familias argentinas”. 

El Gobierno recurrirá a una medida impositiva con el fin de poder financiar el bono a los jubilados. En la presentación de sus medidas, el flamante ministro de Economía ya había asegurado que daría soporte a ese gasto con “una mayor recaudación por anticipo de Ganancias decidida por la AFIP para que a ese ingreso de sectores con mayor capacidad de pago lo volquemos en uno de los sectores que más sufre, sin afectar el orden de nuestras cuentas”.