La Justicia de la Ciudad de Buenos Aires convocó este lunes a una audiencia a la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, para dirimir la polémica instalada luego de que el Gobierno capitalino decidiera restringir el uso del lenguaje exclusivo en las escuelas locales, causando el repudio de organizaciones sociales.

Esta determinación judicial se adopta luego de que la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) presentara un amparo para oponerse a la medida gubernamental. En concreto, la agrupación -que también deberá exponer su postura en Suipacha 150- considera que limitar el lenguaje inclusivo discrimina a aquellas personas que no se identifican con los sexos masculino y femenino.

“Regulamos el uso de la ‘X’, ‘E’ y ‘@’ por parte de los profesores dentro del aula”

Por su parte, la ministra continúa defendiendo la restricción a este tipo de vocabulario en las aulas: “Necesitamos tomar medidas que eliminen todo tipo de barreras de aprendizaje. Tenemos que facilitarle el proceso a los chicos para que recuperen todo lo perdido, para que puedan utilizar el lenguaje en forma correcta y que luego puedan decidir”, dijo.

“El lenguaje siempre es inclusivo si la persona tiene la intención de serlo. Plantear que prohibimos su uso es falso. Regulamos el uso de la ‘X’, ‘E’ y ‘@’ por parte de los profesores dentro del aula. Y en ningún caso nos referimos a los alumnos”, acotó en sus redes sociales. Según lo informado por el Ministerio de Educación porteño, “la medida aplica únicamente a los contenidos que dictan los docentes en clase, al material que se les entrega a los estudiantes y a documentos oficiales de los establecimientos educativos”. 

El Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta justifica la decisión con los malos resultados de las evaluaciones de rendimiento en el ámbito de la Capital Federal: “Lo más afectado fue la comprensión lectora, en lo que se obtuvo un resultado promedio que demuestra un retroceso de casi cuatro años”, lamentó. El Ejecutivo también afirmó que esta clase de disposiciones ya fue adoptada en otros países, como Francia o Uruguay.

“La nueva norma se basa en la premisa de que la lengua española brinda diversas opciones para comunicarse de manera inclusiva sin necesidad de tergiversarla, ni de agregar mayor complejidad a la comprensión y fluidez lectora”, añadió el Ministerio.

El INADI entiende que el Gobierno de Larreta discrimina

En medio de la polémica, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) lanzó un comunicado afirmando que se va a presentar en la causa judicial en calidad de ‘amicus curiae/ amigas/os del tribunal’. El anuncio se hizo luego de que la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación (UTE) presentara una denuncia ante el organismo público.

La participación del INADI en la causa judicial puede aportar “una mirada de carácter jurídico-técnico“, debido a su experiencia en la materia. Igualmente, ya adelantó que la resolución del Gobierno porteño “que prohíbe la utilización del ‘lenguaje inclusivo’ discrimina a quienes no se autoperciben dentro del binomio masculino-femenino y excluye a las identidades reconocidas por la Ley de Identidad de Género Nº 26.743 y el Decreto Nº 476/21, en el que se reconocen las identidades no binarias en el Documento Nacional de Identidad”.

Si te interesó la información, ¡compartila!